martes, junio 27, 2006

"¿Es nuestra democracia tan buena como creemos?"

Satyro, terminando su rato de buen humor, ninfas e hidromiel, afila sus cuernos y se lanza al ataque contra la mujerzuela de la falacia Democratica, ante la mirada envidiosa de los cobardes adoradores del parlamentarismo.


¡Valientes oid!:



¡Dejadme liderar la carga contra la mentira!



Actualmente en nuestro País, la principal institución que sustenta a nuestro sistema democrático es el Parlamento o Congreso Nacional. Esta institución esta tomada del modelo Ingles, esto es un modelo bi-cameral, dos cámaras: una de senadores, la otra de diputados, ambas en su conjunto con la misión de presentar y discutir proyectos legislativos que tendrán como fin convertirse en ley de la republica. Constantemente la opinión pública es capaz de lanzar agudas críticas a la gestión de estos "Representantes del Pueblo", pero pocas veces, desde el comienzo de la democracia en Chile la prensa abierta o personaje público alguno se ha atrevido a formular alguna crítica a la institución misma del Congreso. Por el contrario, como personas amantes de las libertades que la democracia se supone que debe conceder, parece imposible para la mayoría de la gente aceptar otra forma de gobierno, pues la idea de cualquier otro sistema, dada la relación del Pueblo Chileno con los sucesos ocurridos durante el régimen militar de 1973, seria considerada un crimen contra la libertad y la razón. No poco contribuye a esto la admiración casi idolatra que mucha gente en nuestro país siente por el sistema anglo-sajón, que día a día se aumenta gracias a la abundante intervención de la prensa audiovisual norteamericana en nuestros medios de comunicación vía televisión satelital, cable, Internet, etc. En prácticamente cualquier lugar del mundo causa gran admiración el ver como el gobierno estadounidense cumple su misión (como de manera tan colorida lo relata la prensa). Jamás nadie puede imaginarse una forma más elevada y efectiva de un pueblo para autogobernarse. Amparado en esto hoy en día cualquier ciudadano con un mínimo de información puede formular criticas a la gestión del Congreso, por considerarla indigna del poderoso sistema Norteamericano. Debido a esto, existe la creencia de que con el simple cambio de funcionarios en los cuerpos representativos se podría resolver cualquier problema, no habiendo necesidad de una actitud doctrinaria contra la institución del congreso en si. Con esta disposición fue que entre en los salones del congreso, pero al poco tiempo sentí la mas grande decepción al asistir a tan lamentable espectáculo que presencie con mis propios ojos. Estaban presentes los llamados "representantes del Pueblo", que tenían que discutir sobre un asunto de importancia económica. Basto para mí esta sola visita para hacerme reflexionar sobre semanas. El contenido mental de lo que se discutía era de una "elevación" deprimente a juzgar de lo que se podía comprender del parloteo, pues algunos diputados parecían hablar no Castellano, si no sus propios dialectos. Lo que hasta entonces veía en televisión o en los diarios lo pude constatar con mis propios sentidos. Era una masa agitada que gesticulaba y gritaba en todos los tonos. Un anciano pusilánime e inofensivo se esforzaba sudando por todos los poros para restablecer el orden en la sala, hablando en un micrófono con voz zalamera y benevolente o bien amenazando. No pude contener la risa. Algunas semanas después, volví a estar presente en la Cámara. El paisaje había cambiado hasta casi no poder reconocerse. Se dormitaba en los primeros escaños. Algunos diputados se encontraban en sus asientos y bostezaban. Uno de ellos hablaba. Estaba presente el Vicepresidente de la Cámara el cual recorría enfadado el salón con los ojos. Cada vez que se me daba la oportunidad, corría a ver el espectáculo. Unas cuantas visitas, con observación y estudio bastaron para cambiar mis ideas sobre el parlamentarismo. Se me presentaba una serie de cuestiones. Comencé a familiarizarme con el principio de "decisión por mayoría" como base de toda democracia. Todo esto sin ni siquiera dar atención al las virtudes morales de aquellos caballeros que como representantes escogidos debían servir al pueblo. Más bien me comencé a centrar en las bases de la institución misma del Parlamento. Lo que mas me preocupo acerca del parlamentarismo fue la notoria falta de un elemento responsable. Por más funestas que pudieran ser las consecuencias de una ley sancionada por el congreso nadie lleva la responsabilidad, ni a nadie es posible exigirle cuentas. ¿O es que acaso puede llamarse asumir responsabilidad al hecho de que, después de un fiasco legal sin precedentes, dimita el gobierno culpable, o cambie la coalición de gobierno de turno, o como máxima medida, se disuelva el Congreso? ¿Puede acaso hacerse responsable a una vacilante masa de gente? ¿No es cierto acaso que la definición e responsabilidad necesita del concepto de "Personalidad"? ¿Puede acaso hacerse responsable al presidente de un gobierno por hechos cuya gestión obedecen exclusivamente a la voluntad de una pluralidad de individuos? ¿O es que la misión de un gobernante en vez de generar ideas y planes constructivos consiste en la habilidad que este tenga que tener para convencer a una multitud caótica de individuos de que sus proyectos son geniales para después tener que mendigar de ellos mismos una bondadosa aprobación? ¿Cabe en el criterio de un hombre de estado poseer en el mismo grado, habilidad en el arte de la manipulación por un lado, y en el arte de la perspicacia para tomar decisiones, por otro lado? ¿Es prueba de la incapacidad de un gobernante el solo hecho de no haber podido ganar el voto de la mayoría de un grupo de gente a favor de una determinada idea? ¿Fue acaso alguna vez este grupo de gente capaz de probar la efectividad o ineficacia de esta idea sin nunca haberla puesto en práctica? ¿Que debe hacer un gobernante que no logra ganarse la mayoría parlamentaria para dar curso a su plan de gobierno? ¿Deberá sobornar a esta gente para ganar su aprobación, o renunciar al gobierno, o permanecer de todos modos sabiéndose inútil en su planteamiento y su práctica? ¿No es cierto acaso que un hombre de carácter esta en este caso en un conflicto indisoluble entre su compresión de la necesidad y su honradez y rectitud de criterio? ¿Donde esta aquí el limite entre la noción de deber para con la comunidad y la noción de deber y dignidad propia? ¿No debe todo líder de verdad negarse a que se le rebaje de esta forma a la categoría de "traficante político"? ¿O acaso todo traficante político se sentirá predestinado con el derecho de especular en política, haciéndose llamar gobernante sabiendo que jamás ninguna responsabilidad pesara sobre el si no sobre una masa anónima? ¿No conducirá el principio parlamentario a la demolición del verdadero concepto del Liderazgo? Pero es que ¿cabe a alguien admitir que el progreso del mundo se debe a la mentalidad de las mayorías anónimas y no a la genialidad de unos cuantos individuos? ¿No parece por el contrario que hoy en día se necesita más que nunca de esa genialidad? ¿O se cree que en el futuro se podrá prescindir de este talento que no es don de muchos, sino de pocos? Negando la autoridad individual y sustituyéndola por la voluntad de la mayoría, el principio parlamentario, atenta contra la ley básica e inmutable de la Naturaleza que es la del liderazgo de los más aptos, y no del más popular o de una masa caotica e incontrolada de individuos. ¿Podrá el ciudadano común alimentado por la manipulada prensa, darse cuenta de una vez por todas, los estragos que causa día a día el sistema democrático parlamentario? ¿Podrá usted lector darse cuenta que este sistema democrático es el culpable de que en nuestros días, la política haya sido invadida por los personajes mas ineptos e inmorales de nuestro país? ¡Si hasta algunos tienen la desfachatez de mirar pornografía por Internet, en un horario de trabajo que todos nosotros pagamos en sueldo con nuestros impuestos! Y ni decir de los casos Spiniak, Lavandero, etc. Así como un gobernante de verdad renunciaría sin duda a esta actividad que consiste en el regateo por el favor de una mayoría, el político mal orientado o de espíritu pequeño podría sentirse atraído a esta actividad. Tanto los grandes de espíritu odiaran ser dirigidos por una masa de ignorantes como así mismo, los representantes del pueblo trataran de desacreditar por cualquier medio las cabezas de los que destaquen. Siempre consuela a una asamblea de ambiciosos consejeros municipales el saber que la sabiduría del alcalde, no supera el nivel de los presentes en el consejo municipal, así todos tendrán de vez en cuando la oportunidad de brillar con una "chispa de ingenio", y sobre todo, si Pedro es jefe ahora, ¿por que Pablo no lo podría ser mañana? Todo esto ha generado en nuestros líderes de hoy la vergonzosa consecuencia que es su cobardía sin límites. ¡Que felicidad para nuestros políticos poder esconderse detrás de las mayorías, por cualquier estupidez o acto de corrupción cometido! Nadie esta dispuesto hoy a arriesgar su cargo o su bienestar personal a favor de una idea radical, por mas útil o necesaria que esta sea para el pueblo. Y del mismo modo que de cien cabezas huecas no se hace un solo sabio, de cien cabezas de ovejitas cobardes no nace una sola decisión heroica. Es un hecho. La democracia no es el mejor sistema de gobierno que un pueblo pueda tener. Ni siquiera es el "menos malo" como podrían decir los mediocres conformistas. Es solamente un juego cruel que nuestros políticos disputan mientras el pueblo se muere de hambre. Un descarado "Reality Show" donde no gana el talentoso ni el más capaz, si no el que recibe mas llamadas de un público que no puede juzgar capacidades, y que solo se guía por la imagen y por falsas promesas de soluciones que nunca llegan. Mas de algun espirtu valiente podra despertar del atontamiento producido por los medios manipulados, al leer y comprender este pequeño escrito de analisis. Si ud ha sido uno de ellos, comparto su alegria al poder desenmascarar al mal democratico. "Igualdad", prometen nuestros politicos, y cumplen, si que si! El sistema de de INjusticia trata igual a un criminal que a un ciudadano honesto, y le concede los mismos derechos. Igualdad no es justicia! Justicia es lo que cada cual merece!En este sistema falso los manipulados y cobardes seguiran creyendo, pero los valientes un dia podrian llegar a despertar, a ser muchos y estar tan unidos, que lo derribaran con el estruendo de su grito: ¡Non Serviam!

8 comentarios:

Sonne dijo...

Multiplicar la ignorancia por un factor de millones no es sabiduría.
Un sistema de gobierno no aplicable, puesto que las condiciones no están dadas para facultar de opiniones a quienes siquiera analizaron los planes de gobierno de los últimos candidatos a la Presidencia.
¡¡Ignorancia!! La brecha educacional y la calidad de la misma es denigrante.
Todos los poderes del Estado están sumidos en la total mediocridad, individualismo y corrupción.
Acá se trata de “pasarse la pelota” entre gobiernos, partidos, dirigentes, sectores.... nadie da la cara, son solo un ramillete podrido de cobardes.
Hablan de futuro, y nadie toma una decisión firme al respecto. Todos se sientan a esperar que venga otro a entregarle las ideas.
Difícilmente llegaran, puesto que a cada generación son menos quienes resultan “genios”, si los hay... ningún apoyo tienen por parte del gobierno.
Se preferencia la enfermedad, la estupidez, la debilidad...si no vives en la miseria... no sueñes con estudiar gratis en la U, la opción que queda es... mentir.
Millones de pesos se van a mantencion de cárceles y hospitales de enfermos terminales... ¿Qué tipo de sociedad es capaz de mantener un basural humano a costillas del trabajo de los mas sanos?... acaso desde allí se pretende obtener un futuro mejor??
¿Quién que de verdad aprecie a un cercano le puede ver postrado sin recordar siquiera sus mejores momentos en esta vida? eso es egoísmo, es el capricho de YO desear que siga viviendo... si es que a eso se le puede llamar vida.
Pero como son liberales.... hasta las decisiones ajenas las toman como propias, en función de SUS preferencias.
Así es como tenemos generaciones de niños enfermos porque sus “responsables padres” les traen al mundo enfermos. Eso es amor... entregar lo peor de ti. Y quien mantiene a la tropa de enfermos.....el pueblo.
No hay salud para quienes producen en el país. No hay educación para los jóvenes talentos. No hay apoyo al deporte, menos a la vida sana... ni hablar de mente sana. El bombardeo constante de individualismo, pornografía, homosexualismo... Y quien sabe que otra cosa inventara ahora como”opcion de vida”
De verdad que es un sistema podrido...por donde se le mire.

Que despierten los que deban, los demás que sigan durmiendo. Cuando quieran comer que se levanten a sembrar... pero del trabajo y suelo ajeno una persona digna, no vive. Y dignidad es precisamente la gran escasez de los políticos... y otros mutantes.

Satyro dijo...

Gran comentario...mas certeras aseveraciones que complementan muy bien lo que expongo

gracias

solo tu puedes caminar a mi lado

Sonne dijo...

La ultima propaganda mutante santiguina... frente a la Moneda afiche que proclaman:
"Nosotros tambien somos una familia"
....
En la foto: dos homosexuales, uno con un bebe en un brazos... supongo que el juega el papel de "madre"

La idea, el derecho a tener una familia...

¿Que derecho tienen ellos a entregarle a un niño, que no es de su Sangre, una "familia" no natural?

¿Donde quedan los famosos derechos de la infancia?

¿Alguien en la vida se hubiese gustado tener padres gays o lesbianas?...

Veremos que dice la Democracia...Cristiana!!!! con autorizarles el matrimonio civil...
despues sera la adopcion...

El hombre va directo a su decadencia espiritual...
Que su Dios que tanto les ama se apiade de ellos...

Porque Nosotros no lo haremos.

Lummens dijo...

De que modo las personas se encuentran tan envueltas en este sistema neoliberal y pseudodemócrata, que siquiera se dan cuenta que su supuesta "libertad de expresión" y derecho a voto, no existe. Simplemente porque la democracia no existe. Los ciudadanos creen tener derecho a elegir, y no se dan cuenta de que sus candidatos son impuestos, sus partidos son impuestos y lo que es considerado como "bien o mal" tambien lo es: todo esto por personas que solo tienen una mera popularidad sin demostrar ante nadie sus capacidades. Como dicen los Masones, quienes también gobiernan nuestro país: "Nosotros somos un brazo secular, que considera lo que es bueno y malo, quienes no consideren igual que nosotros, deberan hacerlo por obligación, pues asi es.

Así viven las personas de hoy en dia, suminidos en la ignorancia y la desinformación, pensando en si mismos antes que en la comunidad.
La gente tiene evidencias de la ineficiencia pseudo-demócrata: "justicia", "educación". Yo me pregunto, ¿Es tanto el egoísmo que tienen estas personas que aunque sus hermanos sanguinios, sus compatriotas, estén sufirendo, no se inmutan?



El Pueblo se extiende desde el pasado, sobre el presente y hacia el futuro.


Lumen Lustrum.

Satyro dijo...

efectivamente tienen la memoria de la sangre absolutamente dormida, ese es el poder del sistema, es mas facil para la masa tratar de paranoicos a una minoria antes de informarse de cuanta verdad tengan sus aseveraciones

nana dijo...

Lo mismo es aplicable a los tribunales de justicia, hasta por ahi no mas lo de la responsabilidad que en este caso se da un poco mas , o mejor dicho existe en cierto sentido, sin ir mas alla tenemos los delitos cometidos por funcionarios judiciales tipificados en Honor a estos viejillos, el cohecho, y mas cercano al populum y en las causas civilitas no mas las implicancias, recusaciones, y en el nuevo proceso penal hasta la nulidad de todo el juicio,por un error que puede ser incluso el de los ministros en el caso del tribunal oral en lo penal.
La responsabilidad aca se palpa, poco pero se siente,en el caso del congreso la institucion se confunde mas con sus integrantes,pero en el fondo el congreso son todos y cada una de los representantes elegidos y como tal se dificulta la posibilidad de hacerlos responsables por sus actos.... que facil es legislar asi. PILATOS SI ME MANDO UNA EMBARRADA!!!!

Satyro dijo...

correcto Nana, es muy cierto que la pluralidad de individuos del congreso es mas explicita que la carencia de un elemento responsable en el poder judicial, y esto es por defectos mas de la contingencia de nuestro blandisimo nuevo sistema de justicia, blando con los delincuentes+blando con los jueces= duro contra las victimas. Es bastante cierto que la responsabilidad en el poder judicial se palpa, y eso es exclusivamente por añadir el gran concepto de la JERARQUIA, cosa inexistente entre los funcionarios del congreso, solo estan los figurativos puestos de presidente vice presidente o secretario de camara o de comision, pero mas atribuciones jerarquicas tiene el barrendero del congreso que la gente zalamera y partidariamente comprable que se suele poner en estos cargos.De todos modos, tu comentario es especialmente decidor, pues es un buen ejemplo de lo que la Jerarquia y el verdadero poder del lideazgo pueden hacer en favor dedelimitar responsabilidad entre los gobernates y para con el populvm.te invoco Nana a la permanencia en mi blog y es un placer tenerla aqui, y no esta demas el invitarle tambien a ser una nueva bloggera porque ud tiene tambien bastante que aportar.

Felipe A. Gomez O. (konnig) dijo...

Bueno que se le puede exigir a la democracia, si de partida es un sistema teorizado..... por flojos, los que controlan los sistemas democraticos........ son debiles, el parlamento "representa al pueblo"......... mediocrizado, entonces si empezamos a decir que la democracia es un sistema de derechos y beneficios, entonces ¿donde estan las obligaciones y deberes?, porque es obvio el judio es flojo y mediocre, es obvio que quiere mas derechos para abusar y menos obligaciones para joderles la existencia, con razon para ellos les fue tan facil poner el dedo en Medio Oriente e instalar su juderia alla.

El sistema democratico y parlamentario es un sistema de debiles, por donde se le mire, todos hablan de igualdad y condicion, con razon que a todos los debilizan, en vez de enseñarles virtudes como la responsabilidad, el trabajo, la honestidad, lealtad, voluntad, conviccion, etc, estos "democratas" prefieren enseñarles a ser frustrados, debiles, mediocres, resignados, flojos, etc. Acaso es eso lo que queremos para nuestros ciudadanos y nuestro Estado?

Que los espiritus fuertes en conviccion, fanatismo e idealismo, sean los miembros y constructores de la verdadera nacion!!! no dejemos que la ensucien las mentes debiles y frustradas!!!!,

La nacion es para los fuertes y de los fuertes!!!!!